Usted está aquí: Inicio > Alma-Ata, 1978

Alma-Ata, 1978

A 32 Años de la Declaración de Alma-Ata

Foto de la Conferencia de Alma-Ata

La Conferencia internacional de atención primaria de salud, reunida en Alma-Ata el día 12 de septiembre de 1978, expresando la necesidad de una acción urgente por parte de todos los gobiernos, de todos los profesionales sanitarios y los implicados en el desarrollo, y por parte de la comunidad mundial, para proteger y promover la salud para todas las personas del mundo, establece la siguiente Declaración:

I. La Conferencia reafirma con decisión, que la salud, que es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad; es un derecho humano fundamental y que la consecucióndel nivel de salud más alto posible es un objetivo social prioritario en todo el mundo, cuya realización requiere la acción de muchos otros sectores sociales y económicos, además del sector sanitario.

II. La existente desigualdad en el estado de salud de las personas, particularmente entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo, así como entre los diversos países, es inaceptable política, social y económicamente y, por tanto, implica de manera común a todos los países.

III. El desarrollo económico y social, basado en un nuevo orden económico internacional, es de una importancia básica para poder conseguir de manera completa la salud para todos, y para reducir la diferencia en el estado de salud existente entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo. La promoción y protección de la salud de la población son esenciales para mantener el desarrollo económico y social, y contribuyen a una mejor calidad de vida y a la paz en el mundo.

IV. Las personas tienen el derecho y el deber de participar individual y colectivamente en la planificación e implementación de su atención sanitaria.

V. Los gobiernos tienen la responsabilidad de la salud de sus poblaciones, que puede ser conseguida sólo mediante la provisión de unas medidas sanitarias y sociales adecuadas. Un objetivo social principal de los gobiernos, organizaciones internacionales y el total de la comunidad mundial para las próximas décadas, debería ser la promoción, para todos los habitantes del mundo, en el año 2000, de un nivel de salud que les permitiera llevar a cabo una vida productiva social y económicamente. La atención primaria de salud es la clave para conseguir este objetivo como parte del espíritu de justicia social del desarrollo.

VI. La atención primaria de salud es atención sanitaria esencial, basada en la práctica, en la evidencia científica y en la metodología y la tecnología socialmente aceptables, accesible universalmente a los individuos y las familias en la comunidad a través de su completa participación, y a un coste que la comunidad y el país lo pueden soportar, a fin de mantener cada nivel de su desarrollo, un espíritu de autodependencia y autodeterminación. Forma una parte integral tanto del sistema sanitario del país ( del que es el eje central y el foco principal) como del total del desarrollo social y económico de la comunidad. Es el primer nivel de contacto de los individuos, las familias y las comunidades con el sistema nacional desalud, acercando la atención sanitaria al máximo posible al lugar donde las personas viven y trabajan, constituyendo el primer elemento del proceso de atención sanitaria continuada

VII. La atención primaria sanitaria: (1) Refleja las condiciones económicas y socioculturales, así como las características políticas del país yde sus comunidades, desarrollándose a partir de ellas, y está basada en la aplicación de los resultados apropiados de la investigación social, biomédica y de servicios sanitarios, así como en la experiencia sobre salud pública.(2) Se dirige hacia los principales problemas sanitarios de la comunidad, y para ello, proporciona y promueve servicios preventivos, curativos y rehabilitadores.(3) Incluye como mínimo: eduación sobre los problemas sanitarios más prevalentes y los métodos para prevenirlos y controlarlos; promoción sobre el suministro de alimentación y de correcta nutrición; adecuado suministro de agua potable y saneamiento básico; asistencia maternal e infantil, incluyendo la planificación familiar; inmunización contra las principales enfermedades infecciosas; prevención y controlde las enfermedades endémicas locales; apropiando tratamiento de las enfermedades comunes y los traumatismos, y provisión de los medicamentos esenciales.(4) Implica, además del sector sanitario, a todos los sectores relacionados y a diferentes aspectos del desarrollo nacional y comunitario, en particular, la agricultura, los animales de labranza, la industria alimentaria, la educación, la vivienda, los servicios públicos, las comunicaciones y otros sectores, y solicita los esfuerzos coordinados de todos estos sectores, y solicita los esfuerzos coordinados de todosestos sectores.(5) Requiere y promociona un autodesarrollo comunitario e individual al máximo posible, conparticipación en la planificación, organización, desarrollo y control de la atención primaria sanitaria,haciendo un uso más completo de los recursos locales y nacionales y de otros recursos disponibles; ypara finalizar, desarrolla, a través de una formación apropiada, la habilidad de las comunidades paraparticipar.(6) Debería mantenerse por sistemas de interconsulta integrados, funcionales y mutuamente apoyados,con vistas a una mejora progresiva e integrada de la atención sanitaria para todos, y dando prioridad alos más necesitados.(7) Se desarrolla a niveles locales y a niveles de apoyo, mediante los profesionales sanitarios, incluyendoa los médicos, enfermeras, comadronas, auxiliares y asistentes sociales, en lo que corresponda, así comolos tradicionales y necesarios médicos de cabecera, correctamente formados social y técnicamente para ejercer como un equipo sanitario a fin de responder a las necesidades sanitarias expresadas por la comunidad.

VIII. Todos lo gobiernos deberían formular políticas nacionales, estrategias y planes de acción para establecery mantener la atención primaria sanitaria como parte de un sistema nacional de salud integrado y encoordinación con otros sectores. Para este fin, será necesario ejercitar voluntades políticas, a fin demovilizar los recursos del país y utilizar racionalmente los recursos externos disponibles.

IX. Todos los países deberían cooperar con un espíritu de fraternidad y de servicio para asegurar la atenciónprimaria sanitaria a toda la población, ya que la consecución de la salud, por parte de la población de unpaís, directamente afecta y beneficia a cualquier otro país. En este contexto, el informe conjunto OMS/UNICEF sobre atención primaria constituye una base sólida para el futuro desarrollo y establecimiento dela atención primaria sanitaria en todo el mundo.

X. Puede conseguirse un nivel aceptable de salud para todo el mundo en el año 2000, mediante unautilización mejor y más completa de los recursos mundiales, una considerable parte de los cuales segastan hoy día en armamento y conflictos militares. Una política genuina de independencia, paz ydesarmamento podrían ser bien empleados en objetivos pacíficos y, en particular, en la aceleración deldesarrollo social y económico, entre los que la atención primaria sanitaria, como parte esencial, deberíarecibir su parte proporcional adecuada.La Conferencia internacional sobre atención primaria de salud realiza un llamamiento urgenete y efectivopara una acción nacional e internacional a fin de desarrollar e implementar la atención primaria sanitariaen todo el mundo y, particularmente, en los países en vías de desarrollo, con un espíritu de cooperacióntécnica y en consonancia con el nuevo orden económico internacional. Urge, por parte de los gobiernos,de la OMS, de la UNICEF y de otras organizaciones internacionales, así como por parte de agenciasmultilaterales o bilaterales, organizaciones no gubernamentales, agencias de financiación, todos losprofesionales sanitarios y el total de la comunidad mundial, mantener la obligación nacional einternacional hacia la atención primaria sanitaria y canalizar un soporte técnico y financiero cada vezmayor, particularmente en los países en vías de desarrollo. La Conferencia hace un llamamiento a todos los foros mencionados para colaborar en introducir, desarrollar y mantener la atención primaria sanitaria,de acuerdo con el espíritu y contenido de esta Declaración

 

Buscar